Cómo saber que estás comprando el cable USB-C correcto para tu Macbook

Cable usb-c

En teoría, todos los cables USB-C deberían ser iguales: ese es el objetivo de tener un estándar. En la práctica, hay diferentes versiones del estándar. Lo más preocupante es que muchos cables que se venden como USB-C no se ajustan por completo a ese estándar, y eso no es bueno porque puede dañar tus dispositivos.

Algunos cables USB-C no compatibles no ofrecen las velocidades de datos que ponen en sus especificaciones. Otros no se pueden usar para datos en absoluto. Y, hay otros que pueden consumir demasiada energía, lo que no solo puede dañar el dispositivo con el que lo estás cargando, sino que incluso podría dañar el puerto USB de tu MacBook.

Este último problema es específico de los MacBooks más antiguos, con un puerto USB-A. Esos fueron diseñados con un consumo máximo de corriente como parte de las especificaciones. Los dispositivos USB-C pueden consumir mucha más energía, por lo que si usas un puerto USB-A para cargar un dispositivo USB-C,  un cable no compatible puede consumir más energía de la que el puerto está diseñado para soportar. Eso puede dañar tanto el dispositivo que estás cargando como tu MacBook. Por lo general, un cable compatible tiene una resistencia para limitar el consumo de corriente.

Pero los problemas de datos y velocidad también afectan a MacBooks con puertos USB-C. Entonces, ¿cómo te aseguras de que estás comprando un cable USB-C que es seguro, admite datos y ofrece todas las velocidades de transferencia disponibles? Hay tres métodos que puede usar.

Primer método.

Es el más simple. Comprar marcas conocidas en las que puede confiar de que cumplen con los estándares. Apple, obviamente es una de ellas, pero comprar una marca en la que puedas confiar no significa necesariamente pagar los precios de Apple por tus cables. Amazon Basics es otra marca que cumple con los estándares y es significativamente más barata.

Segundo método.

Busca el logotipo SuperSpeed ​​+ (SS +). Sin embargo, no todos los cables usan el logotipo completo, y es posible que no distingan entre las etiquetas antiguas SS y las nuevas SS +. Algunos también usan SS y un 10 para indicar 10GBps, en lugar de SS +. Mira la tabla de abajo.

Tercer método

Quizás el mejor, busca la etiqueta de generación USB y asegúrese de que sea USB 3.1 Gen 2, que admite 10 Gbps (en contraste con USB 3.1 que está limitado a 5 Gbps). Para complicar las cosas, también puede ver USB 3.0 y USB 3.1 (sin sufijo de generación): estas son etiquetas antiguas para USB 3.1 Gen 1 y Gen 2. La apuesta más segura es buscar específicamente USB 3.1 Gen 2.

A menos que desees un cable solo con fines de carga, ten cuidado con los cables etiquetados como “cable de carga”, ya que es muy posible que no admita la transferencia de datos. Esto incluye los cables de carga que Apple suministra dentro de las cajas de sus productos.

Cuarto método

Consulta esta tabla editada por Nathan K, donde encontrarás gran número de cables testados y con una amplia información.

 

No obstante, hay una última complicación: Los cables Thunderbolt. Utilizan los mismos conectores físicos que los cables USB-C, pero es un protocolo diferente, y más rápido. Si deseas utilizar el cable con accesorios Thunderbolt, deberás asegurarse de que sea compatible.

cable thunderbolt

El cableado es el mismo, por lo que no necesitas necesariamente un cable específico de Thunderbolt, pero con un cable estándar, la velocidad disminuirá en distancias más largas. Un cable de 0,5 metros de calidad decente admitirá el máximo de 40 Gbps. Pero si quieres ir distancias más largas, querrás un “cable activo”.

Las palabras clave que debe buscar aquí son ‘Thunderbolt 3’, ‘Activo’ y ’40Gbps’. Estos cables son significativamente más caros que los cables pasivos, por lo que es mejor usar cables cortos si es posible. Ah, y los cables activos son una excepción a la regla, y no son compatibles con USB 3, por lo que solo deben usarse con dispositivos Thunderbolt. Efectivamente, estos son cables específicos de Thunderbolt que simplemente usan los mismos conectores físicos.

 

Fuente: https://9to5mac.com

Autor entrada: Marcos Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *